Dinámicas de grupo, “la búsqueda del tesoro”

Publicado por en / 0 Comentarios

Las dinámicas de grupo son muy beneficiosas para tu equipo y entorno de trabajo, ya que ayudan a generar creatividad y cohesión entre las personas, lo que produce una mejor productividad y por lo tanto ayuda a lograr los objetivos planteados.

La búsqueda del tesoro es una de las dinámicas más divertidas que se pueden llevar a cabo pues aportan la superación de los participantes y genera una sana competitividad, necesitando también la implicación de quienes participan y por lo tanto el trabajo en equipo.

Esta divertida dinámica de grupo consiste en encontrar un premio escondido, para el cual se deberá encontrar pistas y/o superar pruebas que irán acercando a la consecución de descubrir donde está el tesoro. Deberás dividir al grupo en pequeños equipos y a cada uno se le entrega un pedazo del mapa o una serie de pistas de modo que alguno de los equipos sea capaz de seguirlas correctamente hasta encontrar el tesoro escondido en primer lugar y por lo tanto conseguir el premio.

Puedes idear infinidad de situaciones las cuales se deben superar para continuar con la búsqueda, a modo de ejemplo:

  • Carreras de obstáculos, las cuáles deberán ser sencillas su ejecución pero que requieran la participación de todos los componentes, como el traslado de alguno de ellos, o el transportar algún elemento por un espacio incómodo, como puede ser un globo con agua o un huevo sin romperlo.
  • Actividades de búsqueda, donde hay algún elemento o pista escondida y los participantes tienen que encontrarla para continuar a la siguiente fase.
  • Creación de puzzles, adivinanzas, palabras alteradas, son algunos de los juegos que puedes incorporar para indicar donde encontrar la siguiente pista.
  • Pruebas de consecución, como por ejemplo introducir una serie de elementos en un espacio y una vez conseguido podrás acceder a la siguiente pista.
  • Actividades plásticas, tipo pictionary, dibujo o creación de algo con plastilina.
  • E infinidad de actividades que se te puedan ocurrir y que requieran de la participación de los que componen los equipos y que su superación les llevará a conseguir las siguientes pistas.

El desarrollo de esas actividades se puede llevar a cabo en cualquier espacio, incluso dentro de las instalaciones de la empresa, si bien se recomienda realizarlas en lugares ajenos al desarrollo diario del puesto de trabajo, y así conseguir un entorno lúdico. Cuantos más espacioso y más elementos tenga el entorno donde desarrolles esta actividad más fácil será esconder las pistas y el tesoro, así como desarrollar dinámicas o pruebas que se deban superar. Si lo llevas a cabo fuera del entorno de trabajo, lo podrás complementar con otras actividades en una jornada de incentivos.

¿Necesitas ayuda para incorporarlo en tu plan de incentivos?, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a llevarlo a cabo.

Recuerda que el premio no es necesario que sea excesivamente cuantioso, sí debe ser motivador. Dependerá de tu presupuesto el detalle del premio final, o también puedes establecer colaboraciones con otras empresas (proveedores, clientes, etc.) y regalar descuentos, bonos o vales de compra, o incluso incorporar recompensas no económicas de forma directa como puede ser el disfrute de días libres u otros tipos de incentivos.