Las palabras ayudan

Publicado por en / 0 Comentarios

Se necesitan hombres para realizar un peligroso viaje. El trabajo será duro, la paga baja, el frío intenso, y habrá largas horas, días o quizás meses de completa oscuridad. Dudosa posibilidad de un regreso seguro.

Honor y reconocimiento en caso de lograr nuestro objetivo.

Firmado. Sir Ernest Henry Shackleton

Así rezaba a principios del Siglo XX un anuncio clasificado en el periódico “The Times” impactó poderosamente la vida de miles de personas. Ernest Shackleton buscaba un grupo de hombres para la conquista del Polo Sur. A la mañana siguiente, más de cinco mil, guardaban cola frente a las oficinas del Times esperando ser admitidos en aquella expedición.

Las palabras tienen un poder asombroso, imagina que tienes un limón entre tus manos, su característico olor, su rugosidad, imagina que lo pelas y lo partes con tus propias manos, imagina ahora en tu boca y sobre tu lengua uno de esos trozos de limón que has partido, ¿qué ha sucedido?, así es el poder de las palabras, nos provoca aún sin nosotros desearlo.

Nuestra mente es muy rápida. Diariamente pasan por ella más de 25.000 pensamientos, por lo que se ve obligada a priorizar para tomar decisiones. A eso añádele que nuestro subconsciente recibe casi 10.000 impactos por segundo, de esta manera atraemos hacia nosotros aquello en lo que pensamos, o mejor dicho, enfocamos nuestra atención y por ello es más factible que sucedan esos aspectos y no otros, ya que nosotros mismos nos acercamos, nada que ver con la ley de atracción.

Si utilizas un lenguaje negativo, tanto en tus expresiones como en tus pensamientos, será más fácil que todo lo veas oscuro, imposible de conseguir, o con grandes dificultades para obtener éxito, y de esta manera nosotros mismos nos pondremos barreras a veces altamente complicadas de superar. En cambio, si utilizamos un lenguaje positivo estaremos ayudando a nuestro cerebro a pasar a la acción para lograr los objetivos que nos proponemos.

Las palabras las creamos nosotros, sin el ser humano el lenguaje no existiría, así que quienes cambian el mundo son las personas y no las palabras, si bien las palabras ayudan a cambiar el mundo. Compara estas frases:

No tiraré la toalla / No abandonaré / No me dejaré caer

vs

Seguiré adelante / Daré un paso más / Podré conseguirlo

¿Con cuáles de estas expresiones será más fácil avanzar?, claramente con las segundas, igual sucede con el resto de nuestros pensamientos y expresiones.

Te invitamos a que juegues con las palabras, con tus pensamientos y expresiones. A continuación te exponemos una serie de frases, en lenguaje negativo para que las conviertas en lenguaje positivo, y de esta manera empieces a trabajar sobre las palabras y consigas que te ayuden, las dos primeras te las resolvemos nosotros:

  • No estoy cerrado/a al amor; frente a; volveré a enamorarme otra vez
  • Aquí no somos caros; frente a; observen nuestras oportunidades
  • No hay que mirar atrás; frente a; …
  • No se asusten por las turbulencias; frente a; …
  • Escucha lo que te digo, porque te arrepentirás; ; frente a; …
  • No estoy cansado; frente a; …
  • No voy a caer en esa trampa; frente a; …
  • No me chilles; frente a; …
  • Es difícil de lograr; frente a; …
  • Cuando lo pruebe no querrá otra cosa; frente a; …
  • No lo vayas a contar a todo el mundo; frente a; …
  • El próximo partido no lo podemos perder; frente a; …

Comparte tus frases positivas y aporta nuevas frases que te gustaría modificar para que podamos ayudarte.