Publicado por en / 0 Comentarios

Esta actividad la podrás realizar antes de empezar la jornada de trabajo, o al finalizar la misma.

Busca elementos en tu entorno de trabajo y disponlos en una mesa y tápalos cada uno de ellos con una manta o toalla. Reúne al equipo alrededor de la mesa e indica que la primera persona en jugar se tape los ojos (utiliza un antifaz, pañuelo o similar). Destapa el primer elemento y a través de tacto u olfato la persona deberá descubrir de qué elemento se trata. El resto del equipo observa e intenta confundir a quien tiene los ojos tapados. Le damos un tiempo máximo de dos minutos para acertar. Al finalizar el tiempo o si ha acertado antes cambiamos el turno y una vez se haya tapado los ojos mostramos el siguiente elemento, así hasta finalizar con todos los participantes.

Ten preparado un premio para cada acertante, algo simbólico pero que no se comparta a diario, un bombón, un dulce o salado, invitar a un café o un desayuno, etc., lo que se te ocurra que pueda ser bien recibido.